Javier Escolano Iturbe

Babel de Lin

De profesión abogado y de vocación humilde ilustrador, Javier Escolano nació en el ecuador del siglo pasado, en 1950, en plena posguerra, justo en una década repleta de transformaciones y grandes avances. Se reanudaba la Copa Mundial del mundo, aparecía la primera televisión en color en EEUU, Isabel II se coronaba reina a los 26 años, estábamos en plena guerra fría y vivíamos la década dorada del Rock & Roll.

Quizás por esto, por todos estos cambios a escala mundial y por la situación actual de nuestro país, Escolano decidió en su actual profesión utilizar el humor absurdo como auténtico bote salvavidas para lidiar con los problemas y las vilezas cotidianas de su entorno laboral. Entiende que en las situaciones de mayor tensión es cuando el sentido del humor cobra todo su sentido, y al conseguir sonreír juntos, todas las partes reconocen la parte absurda que encierra todo conflicto, lo que posibilita a la postre el entendimiento.

Su afición por el lápiz y el pincel proviene de su juventud cuando, para ganarse algún dinero, colaboró profesionalmente en diversas publicaciones nacionales como Barrabas y Mata Ratos y después en publicaciones puntuales en revistas de Francia e Italia. Actualmente, compagina su gran vocación con su profesión en un bufete de abogados del que es propietario.

Su apodo, Babel de Lin, se lo puso en su niñez su añorado y querido tío Francisco. Este seudónimo  da luz y nombre a un dibujante que  por culpa de su profesión debe utilizar  en algunos momentos el humor absurdo y disparatado para resolver  los problemas ,ya que el acto de sonreír  le aumenta el pensamiento creativo y en consecuencia la probabilidad de resolverlo.

¡Quiero tener el libro!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies